Magister navis

MAGISTER NAVIS. The master of a ship; a sea captain.

References in periodicals archive ?
En el tercero, el magister navis administra un buque peculiar industrial como empresa de responsabilidad limitada que entra en bancarrota.
Ulpiano, quien sigue una respuesta de Pomponio, en el libro 28 de sus comentarios al edicto del pretor, sostiene que si un magister navis negocia con terceros con la voluntad de su dueno se obliga este por el todo y sin ella responde limitadamente el buque peculiar: et ita videtur et Pomponius significare, si sit in aliena potestate, si quidem voluntate gerat, in solidum, si minus, in peculium (54).
Estas normas del Libro del Consulado del Mar, directamente relacionadas con los negocios maritimos, suponen un reconocimiento de la limitacion de responsabilidad del magister navis, de su tripulacion y del buque.
Las fuentes juridicas clasicas testimonian que el peculio empresarial, aunque estuviese constituido por un buque (79), se administraba, se ejercia, se explotaba, se gestionaba y se dirigia por un esclavo magister navis. Ademas, el buque empresa--peculiar se componia de personas (nautas) y de mercancias, universo orientado a su explotacion industrial mediante el desarrollo de los negocios maritimos.
La actio exercitoria correspondia a la accion que el pretor daba contra un armador (exercitor) cuando se habia celebrado con el capitan de la nave (magister navis) un negocio concerniente a la gestion de la misma, conforme a las ordenes dadas por el armador, a fin de obtener todo aquello que era exigible en virtud del contrato (60).
En el marco del contrato con el armador, el magister navis recibia ordenes o instrucciones sobre el modo en que debia conducir los negocios que se le encargaban.
Dicho pasaje trata de un acreedor que presto dinero para la reparacion de una nave, que luego fue malversado por el magister navis. En la celebracion del contrato se dijo expresamente que los dineros eran para la reparacion de la nave, con lo cual, en virtud de lo sostenido por ULPIANO en D.
en opinion de COSTA, esto se explica por la combinacion de dos factores: (i) el fundamento de la praepositio es la voluntad del praeponens (el armador) de celebrar los negocios ejecutados por el praepostus (magister navis) (64), y (ii) la praepositio se integra tacitamente con la facultad de realizar todos los actos necesarios para la gestion del negocio encomendado (65).
Se trataria de una solucion mas adecuada a los usos del trafico maritimo, pues la otra forma hacia casi imposible que el magister navis encontrara a alguien dispuesto a prestarle el dinero (69).
Por nuestra parte, sin perjuicio de que el pasaje haya podido ser intervenido, no estimamos inverosimil que la solucion ahi contenida pertenezca a JULIANO, pues mediante la distincion introducida se conjugan definitivamente los intereses de las tres partes involucradas: (i) el del magister navis, quien podra ejercitar su encargo mas expeditamente; (ii) el del mutuante, quien podra recuperar la suma prestada sin tener que supervigilar los trabajos de reparacion; y, (iii) el del exercitor, que es tutelado de manera indirecta a traves de la diligencia del mutuante.