References in periodicals archive ?
El PRI, disciplinado hasta la ignominia, acepto la grosera imposicion de un candidato externo.
Despues de los fraudulentos comicios en el Estado de Mexico y en Coahuila y de la corrupcion de las autoridades del Instituto Nacional Electoral (INE)--que decidieron ignorar y ocultar la informacion sobre el tema y legalizar asi la corrupcion de esos procesos--, es evidente que las proximas elecciones seran nuevamente las de la ignominia y el fraude.
En relacion aun a esta ultima cuestion, cabe recordar aqui el viejo principio de que no existe ignominia sin conciencia de la ignominia.
Pero tambien es cierto --y quiza esto le sirva de consuelo a quien haya doblado las manos en una situacion parecida-que solo conoce su verdadero yo el amante que se entrega hasta la ignominia.
Os termos em analise sao: dedecus, turpitudo, indignitas, flagitium, probrum (opprobrium), infamia, ignominia, pudor, uerecundia.
Suele entonces acontecer que se ensalza lo <politicamente correcto> en detrimento de su antonimo que se hunde en la ignominia.
no solo las instituciones se convertiran en lo que ya comienzan a ser, instituciones vacias de sentido y de dignidad, sino que las elecciones de 2012 seran las de la ignominia, una ignominia que hara mas profundas las fosas en donde, como en Tamaulipas, estan enterrando la vida del pais".
No cabe duda de que este libro, por su abordaje de la rehumanizacion social y su penetracion en el pasado mas o menos inmediato, constituye un alegato en pro de los derechos humanos, un recordatorio de la ignominia y voracidad de los grupos en el poder, y una alerta para evitar futuros abusos en cualquier region, ademas de que expone futuras lineas de investigacion.
Frente a esto esta la ignominia de la frontera sur documentada desde hace muchos anos y de la que todo mundo se desentiende.
Pueden hacer colectas y senalar con ignominia a quien no participe; las rifas y tombolas a su favor son obras de caridad, pero nadie sabe que ocurre con el dinero al dia siguiente.
Sin embargo, muchos hombres y mujeres no tendran la misma suerte y seran humillados hasta la ignominia.
Tarde casi treinta anos, pero lo logre: a principios de diciembre finalmente apareci en las paginas de Quien, ese santuario editorial donde los elegidos dejan la ignominia del anonimato e ingresan a la nueva aristocracia mexicana.